Protección integral

Los box Kronenflex® de embalaje que ofrece Klingspor para los productos Premium de la línea Special protegen los discos de corte frente a las influencias ambientales y conservan así su capacidad de rendimiento.

Los box Kronenflex® redondos amarillos con tapa negra: Se pueden ver en la industria metalúrgica y en la construcción de instalaciones, en cerrajerías y en obras. Bien protegidos en su interior, los discos de corte Premium de Klingspor esperan entrar en acción. Y cuando les toca enfrentarse a materiales duros, ya sea acero (inoxidable o no) o titanio, ya sean barras, tubos o planchas, consiguen unos cortes precisos, limpios y prácticamente sin rebabas. Rápidamente y durante mucho tiempo.

«Con el box Kronenflex® ofrecemos, desde 2014, una variante de embalaje para productos Premium selectos», informa Ralf Partsch, Gerente de productos en Klingspor. «Gracias al embalaje hermético, estos discos de corte le llegan al cliente con una capacidad de rendimiento que supera en un 40 % al de los productos almacenados de manera convencional», explica, estableciendo un paralelismo con el transporte de automóviles. «Los vehículos nuevos de precio normal se transportan en los trenes sin mucha protección; cuanto mayor sea el precio de los automóviles, más compleja será su protección contra la intemperie y los daños.» A veces, el embalaje sí que resulta decisivo.

No es nada nuevo que las influencias ambientales atacan al material. En el laboratorio de ensayos interno de la empresa, todos los productos son comprobados regularmente. En el caso de los discos de corte, unos sistemas robóticos registran la cantidad de cortes. «Es un hecho que la capacidad de rendimiento de los discos de corte se ve reducida por la humedad ambiental en las seis primeras semanas desde el momento de la fabricación, pero posteriormente se mantiene estable durante todo el período de conservación, a condición de que los discos sean almacenados correctamente», explica Ralf Partsch. Si los discos son dotados directamente de un embalaje hermético, conservan su máxima capacidad de rendimiento. El requisito para conservar el rendimiento durante mucho tiempo es que el box Kronenflex® sea cerrado de nuevo después de retirar un disco. «Con 25 discos por unidad de embalaje, se benefician sobre todo los usuarios en la industria, dado que gastan los discos rápidamente», afirma el gerente de productos.

Novedad en el surtido de boxes Kronenflex®

Pero el clásico embalaje de cartón aún no ha quedado anticuado y ofrece en muchos casos una protección sólida, incluso en el duro trabajo diario en la obra. Solo cuando llueve o nieva, el box Kronenflex® vuelve a ser claramente superior. A propósito: los discos de corte de Klingspor empaquetados en cajas gozan de una demanda especialmente fuerte en el Sudeste asiático, donde reina una humedad ambiental extrema, junto con temperaturas elevadas.

Puntualmente para la Feria Internacional de Ferretería, Klingspor amplía su surtido de boxes Kronenflex®: lanzamos el modelo A 946 TZ, disponible en diámetros de 100 a 230 milímetros, con el embalaje de plástico de color amarillo y negro. «Las cajas de embalaje de Klingspor se fabrican en Polonia, a solo 800 metros de nuestra planta de producción de discos de corte», informa Ralf Partsch.

Estos productos están disponibles en la box Kronenflex®:

‣ A 980 TZ 115 y 125 mm

‣ A 960 TZ 115 y 125 mm

‣ Z 960 TX 115 y 125 mm

‣ K 960 TX 115 y 125 mm   

Nuevo a partir de marzo de 2018:

‣ A 946 TZ de 100 a 230 mm