Eliminar el barniz

PS 73 W es un producto abrasivo probado para tratar superficies barnizadas. Su secreto es un recubrimiento de sustancias activas que evita que el espacio entre los granos se obstruyan.

Cualquiera que haya tenido que lijar en su casa una ventana vieja antes de volver a pintarla, se habrá dado cuenta: las partículas tenaces se adhieren al papel abrasivo y hacen que éste quede inutilizable en muy poco tiempo. Donde hace un momento, aún se notaban los granos abrasivos, todo queda liso y embotado. Peor todavía: a menudo, el esquema de lijado imperfecto queda visible después de pintar. Por este motivo, los profesionales de los ámbitos de la pintura y el barnizado, la industria del mueble, la construcción de moldes de plástico y el ámbito de reparación de automóviles recurren a productos especiales, como el PS 73 W de Klingspor.

«La letra W corresponde a ‘Wirksto - beschichtung’, ‘recubrimiento de sustancias activas’ en alemán», explica Wolfgang Kaiser, Jefe del departamento de pruebas y servicio técnico en Haiger. «En la operación final, se aplica una capa de estearato de calcio en el producto, lo cual reduce el embotamiento.» Los diferentes tamaños de grano, desde 40 hasta 1.500, cubren una amplia gama de aplicaciones. Por ejemplo, los discos abrasivos con unos granos más finos que la harina se utilizan en la industria del automóvil, ya que incluso los robots cometen errores al pintar. El resultado solo es perfecto una vez que se completa cualquier posible rectificación de los defectos.

Según el responsable del departamento de pruebas, otro ámbito de aplicación importante es la energía eólica. Las palas de rotor deben tener una superficie totalmente lisa. La menor abolladura, causada por ejemplo por granizo, provocan turbulencias que reducen su rendimiento. Cuando los trabajadores realizan reparaciones de la pintura a grandes alturas, la larga duración de los medios abrasivos y el menor tiempo de preparación son especialmente importantes.

Desarrollo innovador

El Hub de Klingspor funciona a toda marcha. Desde hace dos años y medio un equipo de desarrollo está trabajando en un nuevo recubrimiento antiadherente a base de polímero.

Este innovador producto saldrá próximamente al mercado. «Antes de iniciar la producción en serie, hacemos ensayos previos con prototipos; no solo en el laboratorio, sino, naturalmente, con usuarios en la práctica. Al fin y al cabo, es como en el fútbol: lo importante es lo que ocurre en el campo. Por lo tanto, queremos convencer a nuestros clientes con un aumento real del rendimiento», insiste Kaiser, y revela el resultado de los ensayos realizados hasta la fecha: «Según la aplicación, la duración llegará al doble de la de otros productos similares.»

 

Prácticamente sin adherencias

PS 73 BWK es ideal para lijar gel-coats y lacas

 

Materiales

▶ Laca, masilla
.

▶ Imprimaciones
.

▶ Recubrimiento de madera.

▶ Plástico.

▶ Aluminio.

Propiedades

▶ Muy buena distribución de la presión.

▶ Alta flexibilidad y adaptabilidad.

▶ Embotamiento reducido gracias al recubrimiento de estearato.