El nuevo sistema de postcombustión de Klingspor protege el medio ambiente y ahorra gas natural.

«Queremos marcar pautas en la protección del medio ambiente y en el consumo de energía.» El uso eficiente y la recuperación de la energía representan una temática importante a nivel mundial. Es necesario proceder de una forma más económica, más eficaz y más ecológica a la hora de producir y utilizar energía. Esto también afecta a la planta de producción de medios abrasivos de Klingspor en Haiger, donde se instaló para este fin recientemente un sistema de postcombustión regenerativa (RTNV, por sus siglas en inglés).

«Queremos marcar pautas en la protección del medio ambiente y en el consumo de energía.»

El uso eficiente y la recuperación de la energía representan una temática importante a nivel mundial. Es necesario proceder de una forma más económica, más eficaz y más ecológica a la hora de producir y utilizar energía. Esto también afecta a la planta de producción de medios abrasivos de Klingspor en Haiger, donde se instaló para este fin recientemente un sistema de postcombustión regenerativa (RTNV, por sus siglas en inglés). «Con este sistema queremos marcar pautas en la protección del medio ambiente y en el consumo de energía», explica el Dr. Steffen Neu, Director de Klingspor AG, el trasfondo del proyecto. «De esta manera, el aire de salida de nuestra producción es depurado el doble de lo que prescribe la ley y, además, con un consumo de energía un 25% menor.»

El nuevo RTNV se utiliza en la zona donde las bandas de medio abrasivo son secadas a temperaturas de más de 100 °C. En estas instalaciones de secado, las bandas recorren cientos de metros antes de que, totalmente secas, se puedan enrollar en grandes bobinas para su almacenamiento. Dado que, durante el proceso de secado, se emiten gases desde los adhesivos y los barnices del medio abrasivo, es necesario depurar posteriormente el aire utilizado para el secado. Precisamente ésta es la finalidad de los sistemas de postcombustión: A una temperatura de casi 850 °C se queman los contaminantes contenidos en el aire, antes de dejar salir el aire depurado al exterior.

Uso eficiente de la energía

En agosto del año pasado, se instaló en Klingspor un nuevo sistema para la postcombustión regenerativa, con el fin de poder utilizar con la máxima eficiencia posible la energía necesaria para quemar las sustancias contaminantes. Al final del año ya se pudo demostrar un ahorro de más del 25% en el consumo de energía.

Aún más limpio de lo exigido por la normativa vigente

Con el sistema de postcombustión regenerativa, Klingspor cumple, además, los límites para el aire de salida limpio. Este valor define la cantidad máxima permitida de sustancias contaminantes gaseosas que pueden estar contenidas en el aire de salida después de la depuración. Este valor límite es válido para todo el ámbito europeo, pero varía de un sector a otro. Para las empresas del sector de los medios abrasivos se situaba, hasta 2016, en 20 mg de formaldehído por metro cúbico de aire de salida; desde 2017 se aplica un límite de 2 mg de formaldehído por metro cúbico de aire de salida. «Klingspor ya cumplía el límite antiguo con el sistema de postcombustión anterior. Con el nuevo sistema de RTNV conseguimos reducir el contenido de formaldehído en nuestro aire de salida a la vigésima parte del valor anterior. De esta manera, no solo cumplimos el nuevo límite vigente a partir de 2017, sino que nos situamos incluso un 50% por debajo», informa Heiko Heinemann, que dirige el proyecto en Klingspor como encargado de la gestión energética.

El proyecto se encontraba en planificación desde hace tres años en el marco de la renovación de las instalaciones de producción existentes. En este caso, el objetivo de la modernización fue el ahorro concreto de gas natural. «Con este nuevo sistema estamos perfectamente preparados para el futuro», declara Steffen Schmidt del área de Técnica industrial de Klingspor. En la actualidad ya se está planificando la siguiente modernización: en el año 2017 se procederá a revisar un sistema de postcombustión regenerativa existente de mayor antigüedad, adaptándolo al estado de la tecnología.

El nuevo sistema de postcombustión de Klingspor en Haiger (Alemania)

El nuevo sistema de postcombustión regenerativa en las instalaciones de Klingspor cumple su finalidad en el ámbito de la sostenibilidad y la eficiencia energética: elimina las sustancias contaminantes del aire de salida procedente de la producción y aprovecha para este fin, entre otros, la energía térmica generada en la misma combustión de los contaminantes.

El nuevo sistema de postcombustión de Klingspor en Haiger (Alemania)

La calefacción con aceite térmico sirve para generar el calor de proceso que se utiliza para secar los medios abrasivos.

Explicación sencilla de la postcombustión térmica regenerativa:

«Postcombustión térmica regenerativa» significa que el sistema vuelve a utilizar directamente la energía térmica necesaria para la combustión de los gases de escape para preparar nuevos gases de escape para la combustión. Para este fin, el sistema conduce el aire depurado, pero todavía caliente del proceso de combustión, por uno de tres acumuladores térmicos que se calienta durante este proceso a cerca de 780 °C. El aire tibio, todavía sin depurar, que procede de la instalación de secado atraviesa estos acumuladores térmicos calientes antes de entrar en la cámara de combustión. En este proceso se calienta tanto que solo se necesita una pequeña cantidad de gas natural para la combustión posterior. Con el proceso de la postcombustión regenerativa, más del 90% de la temperatura necesaria es generada por el ciclo anterior.