Discos de corte y de desbaste Kronenflex® (2)

La durabilidad de los discos de corte y desbaste principalmente se determina por su contenido de humedad. Los discos de corte y desbaste que después de su producción hayan sido expuestos a altos niveles de humedad, perderán un buen porcentaje de su durabilidad inicial. Si se almacenan correctamente se conseguirá una durabilidad casi constante durante años.

Una vez que entren en contacto con agua o vapor los discos de corte y desbaste se convierten en un gran problema de seguridad. El usuario está obligado a utilizar las herramientas debidamente. Esto también incluye, por razones legales, que se acate la fecha de caducidad. Por todo lo dicho: los discos de corte y desbaste no se pueden ni deben de utlizar más allá de la fecha de caducidad indicada.

Trabajar bajo condiciones seguras...

...se consigue siendo consciente de los peligros existentes

Evite los siguientes peligros durante el trabajo con discos de corte y desbaste:

‣ El contacto con los discos durante el mecanizado

‣ Rotura del Disco

‣ Virutas y polvillo de lijado

‣ Vibraciones

‣ Ruido

Utilice medidas de protección personal.

Gafas de protección, guantes, tapones para los oídos, y la mascarilla nunca deben de faltar. Durante los procesos de mecanizado pesados recomendamos protección facial adicional, delantal de cuero y zapatos de seguridad.

Utilice las cubiertas de protección de la maquinaria.

Las cubiertas protectoras de la maquinaria suelen estar montadas desde origen y no deben de ser modificadas bajo ningún concepto. Durante el uso de las cazoletas el área de trabajo debe de estar totalmente cerrado. Además se deben de utilizar solamente en combinación de una cubierta protectora movible, para poder compensar el desgaste de la cazoleta y evitar que quede al descubierto.

Lleve a cabo controles visuales antes del montaje.

Compruebe que el indicador de las revoluciones máximas permitidas en la máquina coincida con lo indicado en el disco. Evite sobrepasar el máximo indicado y permitido en el disco.
Controle cada disco ante posibles roturas antes de montarlo en la maquinaria. En caso de encontrar cualquer tipo de rotura, no utilice ese disco bajo ningún concepto. Nuestros discos de corte y desbaste están provistos con un pictograma de seguridad que le indicará este hecho debidamente.

Maneje los discos de corte y desbaste debidamente.

Un manejo correcto de los discos es fundamental. Se deben de evitar roturas del agujero central o del disco en si, causadas por golpes, fuerza bruta o caídas. Un montaje correcto del disco en la máquina es imprescindible y utilice el plato de soporte indicado para cada producto. Antes de comenzar el proceso de mecanizado cada disco debería de ser probado durante unos 30 segundos con la velocidad adecuada de trabajo.

Rogamos tengan en cuenta necesariamente tanto las normas y regulaciones sobre seguridad de la FEPA al igual de la norma Europea 12413.

La velocidad óptima

Demasiado baja

En el caso de trabajar con una velocidad demasiado baja, los discos de corte y desbaste suelen "saltar", por lo que puede generarse un desgaste desigual del borde del disco. Sobre todo durante el corte de secciones finas, como p.ej. durante el corte de chapa o alambre, el grano es arrancado de su alojamiento en la resina y el disco se desgasta demasiado rápido.

Óptimo

Los discos de corte y desbaste de Klingspor son herramientas de alto rendimiento cuyo desarrollo se basa en que su mejor rendimiento (en relación a la tasa de remoción y el desgaste de la herramienta) tenga lugar justo por debajo de la velocidad máxima de rotación permitida. Es por ello importante que la velocidad de rotación durante el mecanizado sea constantemente alta. Habrá casos específicos que pueda ser necesario utilizar maquinaria con más potencia.

Demasiado alta

Los valores máximos permitidos relativos al número y velocidad de rotación están claramente indicados en cada disco. Rogamos, por su propio bien, tengan en cuenta no superarlos a la hora de trabajar.

La presión adecuada de contacto

Un factor importante para la consecución de un resultado óptimo durante el proceso de corte y desbaste es la correcta dosi cación de la presión de contacto. Un error bastante común, para conservar durante más tiempo el disco, es la reducción de la presión de contacto y querer alargar con ello la vida útil del mismo. En el caso de practicar este método, el disco se sobrecalentará y puede llegar a quemarse. Por ello la presión de contacto debe de ser constante y apropiada y la velocidad máxima debería de estar siempre dentro de los niveles máximos permitidos. Los discos de corte y desbaste de Klingspor son herramientas de alto rendimiento y están concebidos para rendir a su nivel óptimo dentro de los nive- les máximos permitidos.

La dureza adecuada

...en los discos de corte

A la hora de elegir el disco de corte apropiado podemos partir de una regla fundamental: Mientras más dura sea la pieza a mecanizar, más blanda debería de ser la construcción de la herramienta abrasiva utilizada. La razón: un factor determinante para la durabilidad de un disco de corte es si la superficie mecanizada se endurece o no. Un calentamiento elevado puede provocar una cristalización del disco, que a su vez disminuirá el poder de corte considerablemente. En este caso debería de elegirse un disco más blando.

...en los discos de desbaste

La regla “mientras más duro sea el material mecanizado, más blanda debe de ser la herramienta abrasiva“ también debe de ser aplicada en los discos de desbaste. También se debe de tener en cuenta el campo de aplicación específico.

Cantos y esquinas son a lados y agudos y suelen arrancar con gran facilidad el grano abrasivo del aglutinante. Es por ello que se recomienda utilizar un aglutinante duro. Sin embargo, cuando se tienen que lijar superficies o pequeñas costuras de soldadura, un disco demasiado duro se desafilaría rápidamente y pronto dejaría de cumplir con su cometido. Se conseguiría una buena duración del disco, pero la tasa de remoción sería baja y el coste laboral desproporcionadamente alto.

Para el mecanizado de superficies se debe de elegir un aglutinante entre blando intermedio o blando.